Santo Domingo, República Dominicana.- “Les dejaré lo que aprendí con mi familia durante nuestro viaje, sigan soñando en grande, sean persistentes, sean valientes, no hay nada que pueda pararles. Gracias”.

Con estas emotivas palabras concluyó su discurso la embajadora de Estados Unidos en el país, Robin Bernstein, luego de ser reconocida por la Asociación Dominicana de Diseñadores de Moda por su excelente gestión como diplomática y su gran apoyo a la industria de la moda dominicana.

Durante un brunch realizado en el restaurente Pepperoni bajo los estrictos protocolos de seguridad e higiene, la diplomática estadounidense recibió manifestaciones de cariño y agradecimiento.

Al recibir el reconocimiento la embajadora Robin Bernstein recordó con gratitud los primeros pasos de la colaboración con los diseñadores y la Asociación Dominicana de Diseñadores de Moda, gracias a la cual pudo conocer la industria de la moda local, pasando momentos difíciles durante la COVID-19, que sirvieron para reforzar las relaciones de amistad con todos ellos, resaltando que el acto no podía considerarse como un adiós sino como el inicio de una relación para toda la vida.

Mercy Jacquez y Jenny Polanco

Melkis Díaz, presidenta de la Asociación Dominicana de Diseñadores de Moda, resaltó que, a causa de la pandemia, en el año 2020 se ha producido la inesperada pérdida de pioneras e impulsoras de la moda dominicana como doña Mercy Jacquez y Jenny Polanco.

 

Verónica Lora, Melkis Diaz y Solange Sagredo.

“Ha sido un año de ver la capacidad de nuestra resiliencia, de experimentar sentimientos encontrados, de temer por nuestra propia vida y de ver cómo la perdían familiares, allegados y conocidos”, precisó Díaz.

Sin embargo, -afirmó- la sociedad dominicana en general y la industria de la moda han sido capaces de demostrar que en las peores circunstancias seguimos siendo una familia y que el futuro sigue estando abierto en República Dominicana.

Melkis Díaz recalcó la determinación y el compromiso de promover, proyectar y expandirse a los más importantes mercados internacionales con los diseños dominicanos y deseó a todos los asistentes y relacionados un año 2021 lleno de prosperidad, salud y grandes logros.

Al encuentro asistió la familia de la embajadora Bernstein, así como diseñadores, funcionarias, personalidades de la industria de la moda y comunicadores.