Santo Domingo.  El Consejo de Productos del Mar de Noruega reiteró acerca de la importancia del consumo de pescados y mariscos, por sus bondades nutricionales.

Asimismo, enfatizó en torno a la versatilidad de dichos alimentos en la cocina dominicana y aprovechó la oportunidad para compartir una deliciosa receta de la autoría de la chef Jacqueline Henríquez, para considerar como almuerzo en los hogares dominicanos.

Orjan Olsen, director del referido Consejo para la República Dominicana, resaltó que el auténtico bacalao noruego al crecer en aguas muy frías en Noruega, posee las condiciones óptimas para un alimento de excelente calidad. “Su carne es blanca, de sabor suave y combina a la perfección con diferentes especias y guarniciones”, aseguró.

Guisado, a la parrilla, al horno, hervido, entre otras formas de preparación, este versátil alimento del mar permite innumerables recetas ricas e ideales para la mesa dominicana. A continuación, un ejemplo:

Souflé de papas con bacalao noruego

Ingredientes:

  • 1 libra de Bacalao Noruego desalado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla, picadita
  • 2 dientes de ajo, majados
  • 1 pimiento rojo picadito
  • 1 pimiento verde picadito
  • ¼ cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de pimentón

Para el molde:

  • 2 ½ libras de papas
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 1 taza de crema de leche
  • 8 onzas de queso crema
  • 5 huevos separados
  • ½ taza de queso parmesano rallado

Modo de preparación:

 

  • Cocinar las papas con su cáscara y sal, cuando estén cocidas, retira la cáscara y prepara un puré, con la mantequilla y la crema de leche. Reserva.
  • Vierte el aceite a una sartén, sofríe la cebolla, los ajíes, los ajos, el pimentón sal, agrega el bacalao noruego, continúa cocinando por 5 minutos más.
  • Coloca el puré, en un molde 13 x 9 engrasado, encima vierte el bacalao cocinado, el queso crema previamente suavizado.
  • Monta las claras de huevo hasta que formen picos, agrega las yemas una a la vez, coloca la mezcla encima del bacalao, lleva al horno a 350 grados por 35 minutos o hasta que veas que este dorado por encima y se forme una capa crocante.