Santo Domingo, República Dominicana.- El liderazgo moderno debe replantearse desde la perspectiva del equilibrio en la vida de un líder exitoso dentro de una cultura organizacional feliz.

Este estado se caracteriza por la capacidad de crear entornos laborales donde los actores involucrados logran el justo balance entre su vida laboral y su vida personal.

Así lo afirmó Yira Vermenton, coach y conferencista internacional durante su ponencia magistral titulada El Balance de un líder, dictada en el marco de las Conferencias sobre Liderazgo organizadas por Break It Project en la ciudad de Santiago de los Caballeros.

Durante un dinámico coloquio, Vermenton mantuvo cautivo al público conformado por altos ejecutivos. Les habló sobre importancia de lograr el balance y estar dispuestos a modelar con el ejemplo.


“Para medir el éxito integral de un líder y evitar que en el esfuerzo de alcanzar el triunfo distorsionado, en el que muchas veces yendo tras la conquista del mundo perdemos el alma en el proceso, debemos establecer intencionalmente un sistema de valores que nos ayude a mantenernos fiel a nuestra esencia, nuestro éxito personal y nuestra felicidad”.

Yira Vermenton


Según la conferencista, para lograr el verdadero equilibrio es preciso que las personas en posición de liderazgo, o que aspiran a tenerla, definan cómo transcurrirían las 24 horas del día si estuvieran viviendo su vida ideal, basada en preguntas como ¿Cómo se vería su vida en este contexto? ¿Trabajas más de las horas requeridas?, ¿Descansas lo suficiente?, ¿Dedicas tiempo a tu familia? ¿Haces ejercicios?; y con las respuestas definir si tiene o no tiene balance en su vida.

 

Para la también autora del libro “El ABC de la Felicidad”, en este ejercicio es necesario considerar siete áreas de suma importancia en las que tenemos que tener armonía: 1) Cuerpo, 2) Emociones, 3) Relaciones, 4) Tiempo, 5) Trabajo, 6) Finanzas, y 7) Espiritualidad.

“Somos seres de esencia espiritual, que habitamos en un cuerpo y tenemos un alma.  Así, que mientras que estas siete áreas son importantes, la idea es crear una jerarquía de valores que nos lleve el máximo rendimiento y bienestar”, concluyó.