Nagua, República Dominicana.– La provincia María Trinidad Sánchez celebró el II Festival Nacional del Coco.

El acontecimiento se desarrolló en el Parque Central Juan Pablo Duarte del municipio de Nagua, con la participación de más de 30 instituciones que expusieron unos 70 subproductos derivados del coco.

Este año la feria estuvo dedicada especialmente a la gastronomía del coco y los visitantes pudieron degustar y elegir sabrosos y diversos platos a base de este producto, en unos seis restaurantes que colocaron sus casetas allí.

Junior Peralta, Alcalde de Nagua y presidente del comité organizador de Festival del Coco agradeció a todos por compartir y apoyar al municipio “que más coco produce de República Dominicana”.

La producción de coco del país es de más de 280 mil toneladas al año.

Del 24 al 28 de julio el parque central se convirtió en un punto de reunión donde los visitantes recibieron charlas, cursos y conferencias relacionadas a la gastronomía como ente cultural y social, especialmente en los show cooking, donde la chef Sol Ángel, de la Asociación de Chefs, enseñó a preparar una deliciosa paella de camarones, pulpos y calamares con coco.

Una de las comensales en Delicias Nany afirmó que su pescado, chillo con coco, acompañado con un moro de gandules verdes con coco y ensalada, sencillamente estaba exquisito y que deseaba repetir, pero optó por un segundo plato de pastelón de berenjena con coco.

En el encuentro también se puso a la disposición del público una gran variedad de postres, como jalao, palitos de coco, arepa de maíz, dulce de piña con coco, flan de auyama, pudín de batata, pan de yuca y una gran cantidad de dulces a base de coco.

Los restaurantes que improvisaron allí ofrecieron un amplio menú, con gandules, arroz, locrio de camarones, pescado y pastelones. Todo con coco.

Incluso hubo un lugar especial de legumbres con coco, para los vegetarianos.

Como el coco no tiene desperdicios, utilizaron su jícara, hojas, cáscara, tallos y raíces. Con cada parte ponían de manifiesto la creatividad y la belleza, que estuvieron “a flor de piel” en los productos expuestos.

Por doquier se podía observar artesanía, productos medicinales, utensilios de cocina, prendas, pinturas, aceites, esencias, harinas, cosméticos, cócteles, muebles para el hogar, cremas y jabones, todo a base de coco.

Ivelisse García, propietaria de Cakumi (el ojo del artesano) fue una de las expositoras en el evento, en el que mostró productos como aceite puro de coco, jabón y cremas. Expresó a Con Sentido Social que en la concurrida feria la oferta gastronómica estuvo “muy buena”.

El II Festival Nacional del Coco estuvo dedicado a Pedro Brache y a Hostos Rizik in Memoriam. La ciudad invitada fue San Pedro de Macorís.

El lugar estuvo impregnado por una agradable mezcla de apetecibles olores de platos dulces y salados. El aroma sutil del coco invitaba al usuario a entrar, compartir, degustar y adquirir alguno de la diversidad de productos exhibidos.