Santo Domingo, República Dominicana.– Con la utilización de equipos de seguridad de última generación para contrarrestar la COVID-19, el doctor urólogo Pablo Mateo efectuó una nefrectomía radical (extirpación de riñón) vía laparoscopía.

En la cirugía, necesaria debido a que el órgano estaba afectado por cáncer, acompañaron al especialista los doctores Domínguez Cabral, Falconeys Pimentel y Fausto Mejía, así como la doctora Colón. Fue realizada en las instalaciones del Centro Médico Real.

Estos equipos de seguridad incluyeron un sistema de video laparoscópico 4k, único en el país, de acuerdo a una nota remitida a Con Sentido Social.

Asimismo, energía híbrida bipolar avanzada y ultrasónica, e insuflador de CO2 con evacuación de humo automático.

De esta manera, explica el documento informativo, se pretendía asegurar la bioseguridad del paciente, que fue dado de alta en 24 horas, al igual que del personal quirúrgico.

Para realizar esta exitosa cirugía hemos unido fuerzas y deseos con Eurociencia Dominicana, distribuidores autorizados de Olympus en República Dominicana. Así contamos con el apoyo del doctor Domínguez Cabral, presidente del Colegio Dominicano de Cirujanos.

Pablo Mateo aseguró que el sistema 4k de Olympus es actualmente único en el país, permite tener una visión de video Ultra High (UHD).  Este sistema utiliza un chip de video igual o similar al que se usa en filmaciones de películas 4k (Sensor Exmor R).

El reconocido urólogo reiteró su compromiso con la calidad de servicio que ofrece a sus pacientes, “siempre tratando de mantenernos a la vanguardia, y a nivel de cualquier país del mundo”.

Afirmó que por esa razón también se utilizó un insuflador de CO2 que brinda una evacuación automática del humo quirúrgico, lo cual asegura reducir los aerosoles dentro de la sala de cirugía y permite mantener un medio ambiente limpio y controlado de cualquier virus o bacteria dentro del quirófano.