Salcedo, Hermanas Mirabal, República Dominicana.- Más de 30 familias en la comunidad de El Jobo, en Salcedo, recibieron educación emprendedora y financiera, alimentos y palabras de fe, como parte del proyecto Mandiles de Esperanza.


Mandiles de Esperanza es una luz de esperanza para las comunidades y una muestra de que cada vez más hay mujeres emprendedoras que surgen frente a las crisis encontrando el éxito con nuevos modelos de negocios gastronómicos.


Cheo Tavar y Luisa Feliz

Esta iniciativa, que surgió en plena pandemia, cuenta con más de 10 comunidades impactadas y gracias al Club de Leones de Salcedo llega a la comunidad El Jobo.

Una ruta solidaria que llega a esta comunidad por la necesidad de ayuda y el potencial de las mujeres con el fin de contribuir con el desarrollo rural, explica una nota enviada a Con Sentido Social.

Las palabras de apertura estuvieron a cargo de Don Cheo Tavar presidente del Club de Leones de Salcedo, quien manifestó la importancia que la comunidad reciba una iniciativa que aporta al progreso.

Evelin del Orbe y Francisca Ortega.

“Desde que Luisa nos planteó la posibilidad de efectuar esta iniciativa, nosotros inmediatamente pensamos en la comunidad El Jobo para que aprendan a manejar eficientemente todo lo que desean hacer para superarse” dijo Tavar.

Iris Tavarez y Domingo Batista.

Asimismo, Luisa Feliz CEO del Grupo Buen Vivir y presidenta de la Fundación Mujeres Latinas en Progreso (FMULAP) dijo: “Es importante el desarrollo rural sustentable y el empoderamiento femenino de una comunidad rural, un empoderamiento individual y colectivo de las mujeres que desempeñan un papel fundamental en la construcción de negocios con impacto social y económico formando parte del desarrollo”.

 

Alimento a las comunidades

Feliz también se dirigió a las presentes dando su propio testimonio de cómo ha podido superar los obstáculos con fe, capacidad de trabajo y entrega total. Asimismo, las mujeres de la comunidad recibieron una importante charla de educación financiera impartida por Evelin del Orbe, facilitadora del Banco Ademi.

Mandiles de Esperanza lleva alimentos a las comunidades más necesitadas gracias a colaboradores que están comprometidos con el bienestar de las familias dominicanas: Induveca, Baldom, Casabe Guaraguano, entre otros.

Esta iniciativa forma parte del sinnúmero de acciones que hace el Grupo Buen Vivir y la Fundación Mujeres Latinas en Progreso, para llevar una mejor calidad de vida a las mujeres en las comunidades.